Que nazca ya!!

Qué sabia es la naturaleza…

Superadas las 38 semanas de gestación mi único pensamiento desde que me levanto hasta que me acuesto no es otro que “Dios mío, que este niño salga ya“.

Y la motivación no es tanta las ganas de ver la carita de mi niño -que son muchas- como las razones que arrastra el propio cuerpo de una mujer embarazada en el tramo final. Cómo es la mente que llegados a este punto te hace superar el miedo al parto, a lo desconocido, a las posibles complicaciones médicas… y sólo te hace desear que llegue el momento del alumbramiento.

He vivido uno por uno los pasos de manual de embarazada que te hacen darte cuenta de que el momento está cerca:

– He limpiado los azulejos de los cuartos de baño y la cocina

– He preparado la bolsa de maternidad del bebé y mi maleta con todo lo necesario

– He encargado una compra a Carrefour con la que podríamos sobrevivir a una tercera Guerra Mundial

– Tengo comida congelada para dos cuarentenas

– He fregado el carro con amoniaco y lejía y lavado colchas, sacos y mantas

– Compré todos los regalos de Navidad en noviembre no fuera que el niño se adelantara y mis pitus mayores se quedaran de brazos vacíos

– Me he puesto mechas, depilado y comprado antiojeras para los próximos tres meses

¡Creo que lo tengo todo!

Pero sobre todo, estoy mentalizada para cuando llegue la hora. Sufro de insomnio, cargo una barriga que me hace tambalearme y voy al baño cada dos por tres. Me obsesiona el momento de tener que salir corriendo para el hospital y cómo voy a dejar colocados a los dos pitus mayores.  Comienzan los problemas de digestión y circulación; estoy incómoda de pie, sentada, acostada; necesito ayuda para levantarme de la cama; tengo las costillas reventadas de los movimientos del niño… vamos, que lo mejor es que salga ya.

Me voy a convertir en trimadre y sé de buena tinta lo que me espera tras el parto. Sé que es entonces cuando viene lo peor: la adaptación al niño, el coctail de hormonas, los puntos, las hemorroides, la lactancia, las tomas cada tres horas, los cólicos del lactante… Pero fíjate si sabe la jodía naturaleza que nada de eso me importa en estos momentos, ¡y solo quiero que mi Pitu salga ya!

Pequeño mío, te estamos esperando.

 

 

4 comentarios en “Que nazca ya!!

  1. Rocio

    Inma has cumplido el manual al dedillo, tu pitu tercero está al caer.
    Pero como madre de 4 Te diré que mi mejor post parto, post adaptación y post todo fue con mi tercer retoño, ya con el 4° no te digo ná
    Así que ánimo que verás que bien
    Ánimo preciosa, que ya pronto estas recogiendo a los 2 pitus del cole con el bombón en el carrito
    Besosss gordos

    Responder
  2. Macarena

    Yo estoy todavía en la fase miedo al parto!!!!
    Cm se suele decir, que sea una horita corta aunque tú ya eres toda una experta en esto! Jeje un beso

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *