Archivo de la etiqueta: bodys

Cómo vestir a los niños en otoño (o veroño)

A ver si os suena: te levantas por la mañana y el cielo está oscuro, llueve. Despiertas a los niños y le colocas a uno el pantalón del chándal, polo de manga larga y sudadera; a la otra los vaqueros, blusa de manga larga y jersey de cuello cerrado. Listos para el cole. El chaparrón dura media hora, sale el sol y suben las temperaturas. A mediodía, los recoges sudando como un pollo y con sudadera y jersey hechos un asco de arrastrarlos por el suelo.

A la mañana siguiente dices “a mí no me vuelve a pasar“. Los vistes con bermudas, camiseta de mangas cortas y las sandalias porque ha amanecido despejado. A la salida del colegio cae un chaparrón que te obliga a ir a buscarlos en coche.

Al tercer día aparecen nuestros amigos los mocos con sus inseparables toses y los dejas en pijama porque tienen tal resfriado que no los puedes mandar al colegio. ¿No te suena? ¡Todo un clásico de la temporada de otoño o más bien veroño que acabamos de comenzar!

Para ayudarte con los nuevos looks, Pitu Pitu te ofrece algunos consejos pensados para ayudarte a vestir a bebés y niños:

– Efecto ‘capas‘ o ‘cebolla‘: ¡Todo un clásico! Recurre a camisetas, polos y rebecas que puedas poner y quitar fácilmente según se encuentren en interiores o exteriores así como atendiendo a la actividad del niño.

Polo de Gocco

Polo de Gocco

Rebeca de Zara

Rebeca de Zara

Bodys y camisetas interiores: recupera la ropa interior y apuesta por bodys y camisetas interiores de tirantes o manga corta de algodón. Son la mejor opción para empapar el sudor y proteger a los niños ante los cambios de temperatura.

Camiseta interior tirantes de Pitu Pitu

Camiseta interior tirantes de Pitu Pitu

Camiseta interior manga corta de Pitu Pitu

Camiseta interior manga corta de Pitu Pitu

 

Zapato cerrado: es el momento de decirle adiós a las chanclas y sandalias y pasar al zapato cerrado y los calcetines. Es el tiempo de las deportivas, las pisacacas, los botines, las bailarinas, los naúticos, los mocasines…

Sneakers de Gioseppo

Sneakers de Gioseppo

Bailarinas de Gioseppo

Bailarinas de Gioseppo

– Pijamas de manga larga: las temperaturas descienden sobre todo por las noches y si además tus hijos son como los míos de destaparse a mitad de la noche ¡tenemos el combinado perfecto para la barra libre de Apiretal y Dalsy! Pasa a los pijamas de manga larga y piernas cubiertas y recupera la manta que tenías guardada desde la temporada anterior.

Pijama de Pitu Pitu

Pijama de Pitu Pitu

Pijama estrellas de Pitu Pitu

Pijama estrellas de Pitu Pitu

We love jaquets: la prenda reina de la temporada es sin duda la chaqueta: cazadora, deportiva, impermeable, bomber y nuestra preferida ¡la vaquera!

Bomber de Mango kids

Bomber de Mango kids

Chaqueta vaquera de Lefties

Chaqueta vaquera de Lefties

¿Qué te parece nuestra selección de básicos? ¿Te ha gustado? Pues comparte con tus amigos!!

Cómo vestir a tus hijos en primavera

Hace cuatro años que me adentré en el mundo de la ropa infantil y aún sufro la misma angustia cuando se produce el cambio de temporada: ¿¿¿cómo vestir a los niños???

La cosa se complica cuando además toca vestirlos a pares y uno es un bebé y el otro un niño con cuerpo de gigante.

Si hay una temporada que además me rompe todos los esquemas ésa es la primavera: temperaturas extremas a medio día (al menos en esta tierra mía), frío cuando se va el sol, un día que llueve, el otro que ventea… y nunca acierto!!

Así que si sois de los míos para esto de la ropa infantil, aquí van algunos consejos de éstos que me propongo todos los años aunque luego se me queden en el camino:

Bolsa grande: aceptémoslo, habrá que llevar una mochila o una bolsa grande para la silla de paseo y no sólo por lo que tendremos que sacar si hace frío sino por lo que habrá que guardar en caso de que suban las temperaturas.

Bolsa silla de paseo de Kiwisac

Bolsa silla de paseo de Kiwisac

Ropa interior: Opta por las camisetas interiores de tirantas para niñas y las de manga corta o tirantes para los niños. En principio recurre siempre a estas prendas interiores para protegerles de los roces y el sudor. En el caso de los bebés, me decanto por los bodys de tirantas (finas para niñas o anchas para niños) o de manga corta; úsalos siempre de algodón 100%. Si te gustan con cuellos de bebé o de batista podrás prescindir de camisas y camisetas y llevarlos siempre súper monos.

Camiseta interior manga corta

Camiseta interior manga corta

Camiseta interior tirantas niña

Calcetines: llega la temporada de los calcetines: cortos, de caña alta, calados, con bolas, lazos y pompones, lisos, canalé o calados, de algodón o hilo escocés… Pon color y diversión en sus piernas y combina con todas las tonalidades. Aún así, no renuncies a los leotardos, aunque cambia el algodón por los de hilo o calados. Lleva un par de ellos de reserva para cuando refresque o por si cambia el tiempo. ¡Te alegrarás!

Calcetín calado con bolas

Calcetín calado con bolas

Operación cebolla: una vez más recurrir a las capas es el mejor consejo. Apuesta por ropa interior, camisas, camisetas y chalecos que puedas quitar cómodamente conforme aumente la temperatura bien atmosférica bien corporal por su actividad (es lo que tiene la primavera: juegos, sol, calle…).

– Ranitas, cubrepañales y bragas de perlé: serán tu complemento imprescindible para las niñas. Se acortan los vestidos y si no quieres que su ropa interior quede a la vista, usa bonitos cubrepañales y bragas de perlé, todo un clásico renovado con diseños ideales y mil colores para combinar.

Un clásico, braguita cubre pañal

Un clásico, braguita cubre pañal

Rebecas y chaquetas: no te dejes engañas por el sol radiante de mediodía, lleva siempre contigo una rebeca, jersey de punto o chaqueta para abrigar a bebés y niños.

Rebeca de hilo

Rebeca de hilo

– Una toquilla, arrullo o manta: imprescindibles para esas siestas improvisadas o el momento de la vuelta a casa. Solo tendrás que cambiar los tejidos: aparca la lana y las texturas polares por el algodón y el hilo.

Nueva manta de lunares

Nueva manta de lunares

– Hasta el cuarenta de mayo…: no guardes la ropa de invierno, puede que vuelvan algunos días fríos y lluviosos y tengas que recurrir a esas camisetas de manga larga, pijamas e incluso el chándal que ya tenías arrinconados en el fondo del armario.

 

¿Te gustó nuestro post? ¿Te parecen útiles nuestros consejos? Pues comparte y reparte que en ello va la mejor parte!!

 

Trucos para vestir a tus hijos en invierno

¿Por qué un niño se pone un jersey, un gorro polar y dos camisetas interiores? ¡¡Porque su madre tiene mucho frío!!

Más allá del chiste fácil, muchos sois los que nos preguntáis cómo vestir a vuestros bebés y niños en los meses de frío invierno. Cierto es que ni yo misma lo tengo muy claro tres años y dos niños después, pero algunos trucos hemos probado con éxito y ahora los compartimos con vosotros:

  1. Usa siempre body o camiseta interior: sufro solo de ver a esos niños que cuando juegan en el parque o al subirse a los brazos de sus padres dejan la espalda al descubierto. No puedo más que acordarme de esa frase de abuela de ‘por los costaos entran los resfriaos’.Body cuello americano
  2. Usa leotardos en vez de calcetines: mismo problema en iguales situaciones que líneas más arriba: por muy altos que sean los calcetines siempre queda parte de la pierna al aire. Si no quieres estropear los leotardos que guardas para las ocasiones especiales puedes usar unos básicos colegiales o esos que tienen el agujero en la rodilla y estabas a punto de tirar.Leotardos
  3. Usa guantes, gorro y bufanda. Protege las partes más sensibles de su cuerpo como la cabeza, la garganta y las manos para prevenir catarros y enfriamientos. Además, ¡van tan monos con sus complementos!Gorros de jacqard y borreguito
  4. Camisetas de cuello cisne. Si tu hijo es de los que no soportan una bufanda ni deja colocarse un gorro, protégele el cuello con camisetas de cuello cisne o vuelto. Además, suelen estar forraditas por dentro y son un básico fundamental para combinar con todo tipo de ropa y situaciones.

    Camiseta cuello cisne

    Camiseta cuello cisne

  5. Hazte con unas buenas botas. Fundamental para los niños no sólo porque los protege del frío sino porque cuidarás el correcto movimiento y desarrollo del pie. Busca siempre modelos adaptados a su talla y etapa de crecimiento.

    Botas de la marca Gioseppo

    Botas de la marca Gioseppo

  6. Vigila que no se destapen por la noche. ¡La eterna cruz de los padres! Nosotros lo hemos probado (casi) todo. Desde enfundarlos en sacos de nacimiento a colocarles tres mantas bien remetidas bajo el colchón (que no aguantaban ni media hora en su sitio) hasta los sacos de dormir. Personalmente, creo que ésta es la mejor opción para los primeros años, sacos que permiten libertad de movimiento y que abrigan como si de una manta nórdica se tratara. Me han hablado también de unas fundas con cremalleras para las camas de los niños pero aún no hemos tenido oportunidad de probarlas.Saco de dormir de Calamaro
  7. Vuelve a las batas. Batines de gustoso tacto para abrigar a los niños y bebés al levantarse de la cama por las mañanas, en el tiempo de ocio, tras acabar los baños… Son un complemento imprescindible para los meses más fríos, ¡ya tendrán tiempo para polares y sudaderas!Bata infantil
  8. Capas y más capas. En ocasiones abusamos de las prendas polares, camisetas térmicas y abrigos del Polo Norte cuando lo más normal es que el niño comience a sudar como un pollo a los cinco minutos de correr y jugar por el parque. Por eso piensa siempre en capas que puedas quitar y poner fácilmente según estés en exteriores o sitios cerrados y con calefacción o  según la actividad del niño.Recortables
  9. Recuerda: ¡tu hijo tiene la misma temperatura que tú! Parece lógico ¿verdad? Pues a veces no resulta tanto. Si no cuesta comprender esas señoras que van con abrigos de pieles y sus niños con pantalones cortos y calcetines alto.

Como os decía el principio, casi cuatro años me ha costado adquirir toda esta sabiduría popular. Con todo, mi particular momento de estrés llega al final de la temporada cuando toca volver a empezar: ¡ahora que ya lo tenía controlado!

 

¿Te ha gustado el post? ¿Te ha resultado interesante? ¡Pues ayúdanos a compartir!