Archivo de la etiqueta: disfraz

“No quiero disfrazarme”

Mi pitu pequeño tiene solo tres años, pero las ideas las tiene clarísimas. Y hoy lo ha vuelto a demostrar.

-“No quiero disfrazarme”, ha dicho a primera hora de la mañana; y no ha habido quien lo baje del burro.

Todo comenzó ayer jueves a las 14.00 horas cuando me llegó un mensaje de la guardería recordándome que el viernes era la fiesta de Carnaval. ¿Recordatorio? ¿Cuándo llegó el anuncio? Me supero por día en mi bien trabajado papel de #malamadre, pensé, pero ésa es materia de otra entrada.

El caso es que tenía solo una tarde para resolver el papel del disfraz y no estaba por la labor de complicarme demasiado. Recurrí al baúl de los disfraces  y encontré uno de Batman que nos trajeron los Reyes y otro de cocinero que me prestó una amiga. ¡Resuelto! – “Pitu, ¡mira qué disfraces tan bonitos para la fiesta de mañana!”. Ya entonces me miró con cara de malos amigos.

Esta mañana, tras despertarlo y desayunar, llegó la hora de vestirse. Le coloqué el de Batman por eso de que le encantan los superhéroes y tardó menos de tres minutos en pedirme que se lo quitara. “No quiero disfrazarme”, gritaba el pobre.

“Pero si estás muy guapo ¡mírate al espejo! “, le decía yo. “Ahora vas a tener súperpoderes“, le animaba su hermano. Pero ni unos ni otros argumentos le valían. “Quítame el disfraz”, lloraba.

Pensé que a lo mejor le molestaban las mallas o le picaba el tejido y le propuse vestirse con unos vaqueros y una chaquetilla de cocinero pero nada: “no quiero disfrazarme”.

Metí el disfraz en una bolsa y lo llevé a la guardería, donde todos los niños corrían jugando con sus espadas de mosquetero, sus vestidos de Frozen y sus alas de abejitas. ¿Creéis que sintió la mínima empatía o ilusión por disfrazarse? Ninguna.

Así que llegados a este punto le di un beso y entró por la puerta de su clase más feliz que una perdiz, sin disfraz pero sin complejos, con sus vaqueros y sus ideas muy claras. Creo que a los niños no hay que obligarles a hacer cosas que no quieren ni imponerles normas más allá que las que atañen a la seguridad y la buena educación. Lo importante es que sean felices con lo que hagan. ¡Y que tengan sus ideas claras!

Yo también dije que nunca disfrazaría a mi hijo en Halloween

No me gusta Halloween. No me gusta que los niños llamen a mi puerta gritando “truco o trato”. No me gustan los demonios, ni las calaveras, ni las brujas, ni las telarañas, ni los colmillos y motivos sangrientos, ni las calabazas

Vengo del Carrefour de comprarle a mi hijo pequeño un disfraz para Halloween.

Sí, vuelvo a comerme mis palabras, aquellas sentencias tan rotundas que proclamaba antes de ser madre. “Nunca vestiré a mi hijo de Halloween”. Pues ya he vestido a dos.

El viernes es la fiesta de Halloween en la guardería del pequeño Pitu. Todo el centro escolar está ya adornado con telarañas, esqueletos y calabazas. Y se anuncia fiesta de disfraces.

halloween2

Tenía tres opciones:

1. Poner de excusa que el niño está malo, no llevarlo a la guarde y ojos que no ven…

2. Llevarlo vestido de paisano y explicarle a sus dos años de edad que nosotros somos más de buñuelos y huesos de santos.

3. Comprarle un disfraz y que se lo pase genial con sus amigos.

¿Y sabéis que es lo peor? Que el Pitu mayor que ya está en el colegio, un colegio que no celebra Halloween, se muere de envidia porque también quiere disfrazarse de Conde Dracúla. Lo dicho, si no quieres caldo ¡¡dos tazas!!

halloween

Disfraz de mago Merlín #DIY por menos de 10 euros

Se acerca el fin de curso y tal vez muchos de vosotros estéis inmersos en la organización de fiestas, bailes y disfraces para los colegios y guarderías. Es por ello que comparto con vosotros este disfraz de mago Merlín que nos han encargado este año en la guarde del Pitu pequeño.

Los que me conocéis sabéis que no soy especialmente fan de las manualidades pero dos niños, una guardería y un cole han aflorado la necesidad el amor por el DIY. Así que si queréis propuestas de un disfraz de mago para verano por menos de 10 euros seguid leyendo.

¿Qué necesitas?

– Medio metro de tela azul

– Goma eva de purpurina

– Fieltro azul

– Pegamento para telas y velcro adhesivo

– Cinta de pasamanería

Primero compré una tela fresquita en color azul –con medio metro para un niño de dos años me sobró–. Para tomar las medidas siempre uso una camiseta de patrón y corto dejando margen para las costuras.

Materiales para la confección del disfraz de Mago Merlín

Materiales para la confección del disfraz de Mago Merlín

Le hice una parte delantera y dos capas traseras que después cosería por los costados. Para abrir y cerrar opté por un velcro adhesivo, son bastantes resistentes y no necesitan aguja e hilo. Para el cuello y los bordes del vestido usé una cinta de pasamanería en color plata para que quedara más coqueto.

Tela azul

Tela azul

Remate con cinta de pasamanería

Remate con cinta de pasamanería

Lo más bonito viene a continuación. Me decidí por goma eva de purpurina para diseñar estrellas y media lunas que después pegué con pegamento para telas por toda la túnica de mago.

Estrellas y lunas de goma eva de purpurina

Estrellas y lunas de goma eva de purpurina

Ya solo queda el sombrero. Yo usé fieltro azul y dibujé un semicírculo. Pegué más lunas y estrellas y uní los extremos consiguiendo un cono. Para que quedara más mono le coloqué una estrella en la punta del gorro. Un consejo: para asegurarnos que el gorro se mantenga en la cabeza del niño al menos los cinco minutos del baile podéis coserle un elástico o hacer dos agujeritos en los lados y meter una diadema de plástico.

Gorro de mago Merlín

Gorro de mago Merlín

Gorro con estrellas

Gorro con estrellas

Para completar el look de mago, le hice su correspondiente varita: un palillo de comida japonesa envuelto en papel de plata y rematado con una estrella. ¡Chulo, eh?

Varita de mago

Varita de mago

¿El resultado? Mirad qué mago más guapo. ¡Y además bailó! Eso sí, lo que más le gustó fue despegar una a una las estrellas que con tanta paciencia había dibujado, recortado y pegado su madre…

 

Mi mago favorito

Mi mago favorito

Disfraces fáciles y económicos para Carnaval

 

Se acerca la fiesta de Doña Cuaresma y Don Carnal y más allá de la tradición de cada lugar en esto de los carnavales es cierto que es una ocasión de lo más especial para disfrazar a los niños y pasar un rato divertido. De hecho, en la mayoría de las guarderías y escuelas infantiles se ha impuesto en el calendario escolar la celebración de este tipo de fiestas.

Como siempre me ha gustado lo casero, he hecho una recopilación de los disfraces más divertidos, fáciles y económicos que he encontrado estos días en nuestra blogesfera para daros algunas ideas. Si no, siempre nos quedará el bazar chino del barrio!!

Disfraces con faldas de tul: me encantó este post de Agenda de Mamá en el que propone distintos vestidos (la mayoría de ellos para niñas) tomando como base de sus patrones una falda de tul. Gatos, payasos, vaqueras, caperucitas, una india o un espantapájaros son solo algunos de los papeles que podrás adaptar para tu hija.

Caperucita Roja con falda de tul

Caperucita Roja con falda de tul

Vikingo DIY: este modelo me gustó por lo sencillo de su propuesta: unos calentadores, un casco y un hacha fácil de encontrar en cualquier tienda de juguetes o bazar a los que se le puede sumar una camiseta con motivos vikingos. Cortesía de Baberos y Claquetas.

Detalles para convertirse en un auténtico vikingo

Detalles para convertirse en un auténtico vikingo

Disfraz de Elsa de Frozen sin coser: vuestras pequeñas princesas van a alucinar!! Y tampoco lo veo tan complicado! Faldas azules, camisetas blancas y una bonita corona es la propuesta que nos ofrece Pequeocio en este post. ¡Y asegura que no hay que coger ni una aguja ni un dedal!

Disfraz de Elsa

Disfraz de Elsa

Robot para niños: esta entrada me llamó la atención por el resultado tan maravilloso conseguido con pocos recursos. Sólo tendrás que buscar unas cajas de cartón, papel de aluminio y alambres, todo ello aderezado con un poco de maña. La encontré hace tiempo en http://www.elbebe.com.

Disfraz de Robot

Disfraz de Robot

– El clásico disfraz de Pirata. Éste es de mi cosecha: camisa blanca, pantalones oscuros y un pañuelo rojo anudado a la cintura. El parche del ojo lo puedes pintar con lápiz negro y lo completas con un gorro y una espada de corsario.

¿Os ha ayudado? Si os atrevéis con alguna de las propuestas mandadnos fotos y las compartiremos en el pitublog.

 

 

Cómo hacer un disfraz de oveja

Reto cumplido. Tocaba preparar el disfraz para la función de Navidad y lo hemos conseguido: disfraz de oveja listo para la función de esta tarde.

En su primer año en el cole, a nuestro Pitu mayor le ha tocado disfrazarse de oveja para interpretar el villacinco ‘Una orquesta original’. Bien podría haber ido al bazar chino del barrio o a una tienda de disfraces pero me apetecía confeccionarle su propio traje. No es porque una sea especialmente ducha en el DIY (o las manualidades), ni tan siquiera por ahorrarme algunos euros; es porque me apetecía crear algo solo para él.

De aquí tiene que salir un disfraz de oveja

De aquí tiene que salir un disfraz de oveja

Fue así como me puse manos a la obra con este disfraz muy fácil de confeccionar que ahora comparto con vosotros.

Necesitamos:

– un trozo de tela de borreguito

– un poco de fieltro negro

– unos pantalones, leggings o leotardos negros

– una camiseta negra

Para la piel de oveja, utilizamos un trozo de tela de borreguito (con medio metro me dio de sobra).

A cortar!

A cortar!

Para extraer el patrón utilicé una sudadera amplia a modo de plantilla.

Patrón con una sudadera

Patrón con una sudadera

El cuerpo lo cosí como si de un saco se tratara y le hice el cuello y las sisas. Le di bastante holgura para que pudiera ponerse y quitarse fácilmente, sin necesidad de coserle botones ni pegarle velcro.

Cortar cuello y sisa

Cortar cuello y sisa

Con un poco de tela sobrante le diseñé el gorro. Para anudarlo he empleado dos tiras de lazo negro aunque también puedes utilizar unos corchetes o un botón. Sólo quedaba pegarle las orejas de fieltro negro (en su defecto, también se puede recurrir a la goma-eva).

Orejas para el gorro

Orejas para el gorro

Para completar el disfraz, empleé unos leggings negros y una camiseta de cuello cisne del mismo color.

Camisetas y leggings negros

Camisetas y leggings negros

¡Y listo! Aquí tenéis a la ovejita más linda del portal.

A cantar villancicos!

A cantar villancicos!